Inicio > Zara esclaviza bolivianos en Brasil

Zara esclaviza bolivianos en Brasil

18/12/2014 

Más de 65 trabajadores esclavos liberados de talleres textiles ilegales donde confeccionaba ropa de la firma Zara.

El Gobierno de Brasil indica que los 2 talleres de Sao Paulo donde trabajaban inmigrantes ilegales en estado de esclavitud no son los únicos. El Ministerio de Trabajo brasileño afirma que al menos otros 33 talleres como los anteriores mencionados operan en el país, subcontratados por la empresa Zara, en condiciones insalubres de trabajo, hacinados y con sueldos de miseria. La multinacional Inditex, propietaria de Zara, sigue insistiendo en que se trata de un caso aislado.

En los 2 talleres de Sao Paulo, según la auditora fiscal del Ministerio de Trabajo, Juliana Cassiano, 15 de los trabajadores tuvieron que ser liberados, ya que carecían de documentación al haber sido introducidos en el país por mafias ilegales de tráfico de seres humanos. La mayoría de las 15 personas socorridas son de nacionalidad boliviana, que trabajaban en condiciones terribles, con jornadas de 16 horas diarias alojándose en el propio taller y compartiendo un solo baño sin agua caliente. Los salarios que recibían oscilan entre los 90 y 130 € mensuales, de los cuales parte era recaudado por las mafias de tráfico de personas como deuda por introducirles en el país.

La compañía Inditex responsabiliza a la firma AHA, uno de sus proveedores en Brasil, de subcontratar de forma no autorizada a dos talleres textiles clandestinos en la zona, que fabricaban ropa para la conocida marca española Zara. El informe elaborado por los inspectores del Ministerio de Trabajo brasileño, que ha abierto una investigación, contradice la versión de Inditex. "AHA funciona, en la práctica, como una extensión logística de su cliente principal, Zara Brasil Limitada". Juliana Cassiano rechaza los argumentos de la empresa coruñesa alegando que si ellos han conseguido averiguar el rastro de la cadena de producción, para Inditex también sería posible, al igual que también les podrían regular las condiciones de trabajo a los empleados de las empresas subcontratadas.

El pasado mes de mayo se liberaron a otros 52 trabajadores en condiciones de esclavitud en la ciudad de Americana, también elaboraban ropa de la firma Zara, en su mayoría eran de nacionalidad boliviana. Los representantes de la empresa se niegan a comentar sobre las denuncias del gobierno brasileño sobre los otros 33 talleres clandestinos vinculados con Zara.

Autor: Bermejo Fabian

Imprimir artículo
Suscrbase a nuestro boletn