Inicio > NOVIOLENCIA EN LA HISTORIA: RESISTENCIA CIVIL DANESA CONTRA LOS NAZIS.

NOVIOLENCIA EN LA HISTORIA: RESISTENCIA CIVIL DANESA CONTRA LOS NAZIS.

18/11/2003 

Hitler impuso las leyes raciales contra los judíos y empezó a perseguir a los de origen danés. La resistencia, sin armas y sin violencia, se las arregló para protegerlos y enviar a la mayoría a Suecia....Un historiador concluyó sabiamente diciendo que Dinamarca no había ganado la guerra pero tampoco había sido derrotada, ni destruida. La gran mayoría de los daneses no fue tratada brutalmente. La Resistencia Civil Noviolenta salvó la dignidad del país... Definitivamente en Dinamarca la guerra fue diferente....


NOVIOLENCIA EN LA HISTORIA: RESISTENCIA CIVIL DANESA CONTRA LOS NAZIS.


Hitler impuso las leyes raciales contra los judíos y empezó a perseguir a los de origen danés. La resistencia, sin armas y sin violencia, se las arregló para protegerlos y enviar a la mayoría a Suecia.

La Segunda Guerra Mundial se extendía por toda Europa. Dinamarca, un país tranquilo hasta entonces, se declaró neutral. Pensaban vivir en paz. En pocos días las cosas cambiaron. El Parlamento aceptó la ocupación para evitar la sangre. La táctica de los daneses era colaborar para proteger al Gobierno. La gente comenzó a sentirse ultrajada, humillada y decidieron reunirse cada semana en el Parque de Copenhague a cantar el himno nacional. Así nació la solidaridad entre los daneses. Los daneses no aceptaron que a su Ministro de Relaciones Exteriores se le hubiera ocurrido ir a Berlín a firmar un tratado que justificara la invasión alemana a la Unión Soviética.

Hubo manifestaciones en la calle y se organizó una resistencia anónima cuya arma principal era la prensa clandestina para poder mantenerse en contacto, organizarse e informar las noticias que censuraban los alemanes. Hubo sabotajes al combustible y alimentos para el ejército nazi. Los alemanes decretaron el toque de queda.

Dinamarca se opuso por primera vez a las exigencias nazis de reprimir las protestas y ejecutar a los saboteadores. La consecuencia lógica fue la toma del poder absoluto por parte de Alemania. Hitler impuso las leyes raciales contra los judíos y empezó a perseguir a los de origen danés. La resistencia, sin armas y sin violencia, se las arregló para protegerlos y enviar a la mayoría a Suecia.

El éxito de la operación fortaleció el espíritu de la resistencia. Ahora, el objetivo era forzar a Alemania a levantar el toque de queda y otras medidas represivas. Con el pretexto de irse a casa al medio día para arreglar los jardines, pues en la tarde no se podía por el toque de queda, los obreros de una fábrica terminaron trabajando solamente medio tiempo.

Rápidamente, los trabajadores de otras fábricas hicieron lo mismo y esto se convirtió en una huelga general. Seis daneses murieron el primer día. Al cabo de 9 días, Dinamarca estaba paralizada y esto era fatal para el ejército alemán que necesitaba provisiones de todo tipo para la guerra. Hitler no tuvo más remedio que levantar las medidas. Poco después terminó la guerra.

Un historiador concluyó sabiamente diciendo que Dinamarca no había ganado la guerra pero tampoco había sido derrotada, ni destruida. La gran mayoría de los daneses no fue tratada brutalmente. La Resistencia Civil Noviolenta salvó la dignidad del país... Definitivamente en Dinamarca la guerra fue diferente.

Solidaridad.net

Imprimir artículo
Suscrbase a nuestro boletn