Inicio > La masonería regresa a Rusia 70 años después

La masonería regresa a Rusia 70 años después

12/05/2005 

La sociedad secreta más famosa del mundo reanuda sus actividades tras ser abolida por los soviéticos



Tras la Revolución de 1917 y el triunfo del comunismo, la masonería fue abolida en la Unión Soviética, viéndose obligada a disgregarse. Gran parte de los masones rusos se integraron en diferentes Logias del Gran Oriente Francés, que los acogió en un número no menor de 15 Logias. Ahora, tras casi un siglo de historia y tras la desaparición del comunismo del mapa soviético, la masonería vuelve a Rusia, más fuerte que nunca, teniendo en cuenta que fue un instrumento muy útil para el triunfo del comunismo, y no en vano, una considerable porción de revolucionarios fueron masones.

El fin de la represión comunista ha favorecido el avance de la masonería

Bela Martinova
Razón 04-05-2005


Moscú- Una vez instalados en el poder en 1917, la «Komintern», el Gobierno comunista, se declaró incompatible con la masonería. Ahora, décadas después, con la desaparición oficial del comunismo en Rusia, cualquier ciudadano de la ex Unión Soviética ya puede informarse, ponerse en contacto, y en su caso, ingresar en la Gran Logia de Rusia, fundada oficialmente el 24 de junio de 1995. La Masonería rusa está presente en Internet a través de su página oficial: «www.freemasonry.ru». Asimismo, más de veinte de los denominados «talleres» masónicos, entre los que cabe destacar «La Armonia», «Lotus», «Astrea-Kosmos», «Gamaiun», «Aurora», «La estrella polar», «Júpiter», «Fénix», «Alfa y Omega», «El amor fraternal», «Alexander Pushkin», «Bajo las tres Coronas», «La Amistad», y otros muchos, pertenecen hoy día a la Gran Logia Rusa.


Obediencia inglesa. Actualmente, más de 90 Grandes Logias de la Masonería Operativa son reconocidas por la Gran Logia de Rusia. Entre ellas está la Unión de la Gran Logia de Inglaterra, que viene a ser la madre de toda la masonería; la Gran Logia Madre de Escocia...

Hasta las regiones geográficas rusas más remotas ha llegado la masonería, como es el caso de Samara, Alushta, Yaroslav y Novosibirsk, «donde los rotarios, –tal y como asegura Platónov, un erudito investigador del tema–, conforman una rama de la masonería «que ha penetrado con mucha fuerza en Rusia, fundando clubes para los ciudadanos más pudientes y representantes del mundo de los negocios y la élite social más exquisita, que dispone de sus propias tiendas, hoteles, balnearios y guarderías». «Ya en el año 2001 –asegura Platónov– había más de un millón de rotarios en Rusia, pertenecientes a la así denominada ‘masonería blanca’, cuya función consistía básicamente en influir en la sociedad en distintas áreas, como es la cultura, la economía y la vida social en general».

Remontándose a la historia anterior al comunismo, la introducción de la masonería en Rusia recae nada menos que en la figura del Zar Pedro I, quien estableció para la Administración rusa la famosa «Tabla de Rangos» consistente en 14 grados, trasladando así el modelo masónico importado de Prusia y Dinamarca.

También figuran entre los famosos masones rusos, hombres de letras como el insigne poeta Alexander Pushkin y Nóvikov; así como el general Suvórov y el mariscal Kutúzov, destacados por sus hazañas en el ejército. Platónov, un incansable investigador en el tema de la masonería podría escribir toda una enciclopedia de actuales nombres de masones rusos, donde una interminable lista de antiguos altos cargos administrativos pertenecientes en su día a la élite de la nomenclatura soviética, se adhirieron a la masonería tras la caída del imperio comunista.


Masones reconvertidos. El investigador ruso Platónov ofrece toda una serie de datos y nombres de altos funcionarios del Gobierno de Putin que ahora pertenecen a alguna Logia rusa. Uno de ellos es V. Livtsov, un alto funcionario de la Administración de la región de Orlov; Dmitri Krayujin, funcionario que en los años 90 ocupaba el cargo de responsable de los Derechos Humanos, así como otros muchos hombres de la vieja nomenclatura comunista, que se convirtieron en masones encontrando cobijo en diversas Logias rusas.


Solidaridad.net

Imprimir artículo
Suscrbase a nuestro boletn