Inicio > La CITA MUNDIAL de la MASONERÍA en CHILE DEFIENDE EL LAICISMO en la SOCIEDAD

La CITA MUNDIAL de la MASONERÍA en CHILE DEFIENDE EL LAICISMO en la SOCIEDAD

17/05/2004 

El presidente Ricardo Lagos inauguró el 3 de Mayo la VII Conferencia de Grandes Logias que durante tres días analizó el rol de la masonería en el siglo XXI. Al evento asisten representantes de las logias masónicas de 80 países. En la ceremonia inaugural participaron unos 3.000 masones. El presidente chileno Ricardo Lagos resaltó los ´valores de libertad, igualdad y fraternidad´ que dijo tiene la masonería, a la que definió como un vehículo ´en la búsqueda de una sociedad mejor´. La meta de esta VII Conferencia Mundial de Grandes Logias según los organizadores “ir al rescate de los valores éticos y transmitirlos a la sociedad a través de la educación”. Según especialistas como Ricardo de la Cierva: La masonería es una asociación racionalista, ilustrada, fundada en la efervescencia de ideas del siglo XVIII y cuyo objetivo permanente es la secularización total, el arrancar la influencia de la Iglesia de la sociedad humana. Actualmente la masonería sigue teniendo una influencia inmensa. Todas las sociedades mundialistas actuales son masónicas. Hombre como Rockefeller, Giscard D’Estaing ambos de la Trilateral y del Club de Bilderberg son grado máximo de la masonería.





LAGOS INAUGURA CONFERENCIA DE MASONERÍA MUNDIAL

El presidente chileno Ricardo Lagos resaltó los "valores de libertad, igualdad y fraternidad" que dijo tiene la masonería, a la que definió como un vehículo "en la búsqueda de una sociedad mejor". El presidente sostuvo que la masonería encarna "la tolerancia, la libertad, el respeto y la búsqueda de una sociedad mejor" y aseguró que "la nueva civilización global debe combinar esos valores con el hecho de ser multicultural y multipolar".

En la inauguración de la cita masónica estaban presentes también el presidente del Senado, Hernán Larraín, diversos ministros (incluyendo el titular de Interior, José Miguel Insulza) y otras altas autoridades.

MASONES Y EVANGÉLICOS REBATEN A CATÓLICOS EN POLÉMICA ANTICONCEPTIVA


- Los evangélicos y los masones rebatieron el miércoles a la Iglesia Católica, que mantiene una fuerte pugna con el gobierno y que rechaza el uso de una píldora anticonceptiva en casos de violación sexual.

"El llamado de las autoridades católicas a no distribuir la píldora del día después constituye una nueva intromisión en la forma como deben operar las instituciones", afirmó el obispo evangélico Emiliano Soto, presidente del Consejo de Unidades Pastorales.

El gobierno del presidente Ricardo Lagos dispuso que la píldora anticonceptiva del "día después" sea entregada por todos los alcaldes a las mujeres, incluso a menores de edad, que hayan sido violentadas sexualmente. El ministro de Salud, Pedro García, advirtió el miércoles que "se les puede disminuir los aportes y recursos financieros en algunos programas" a los alcaldes que no cumplan con la disposición oficial.

El cardenal de Santiago, Francisco Errázuriz, advirtió a los ediles que "hay que obedecer en primer lugar es a Dios y no en primer lugar a otras autoridades".

El pastor evangélico agregó que "rechazamos el intento de presionar e imponer por la fuerza los valores y convicciones religiosas a todas las personas por un solo credo".

"La doctrina de la Iglesia la sienta la Iglesia y no tenemos nada que opinar respecto de aquello", sentenció el gran maestro de la Gran Logia de Chile Y rector de la Universidad de la República, Jorge Carvajal, al comentar las palabras del arzobispo de Santiago sobre la anticoncepción de emergencia.

Carvajal recordó que hace un par de años, cuando el grupo católico Porvenir de Chile "presentó ante el Poder Judicial un escrito con el objeto de impedir la venta de esta píldora del día después, hicimos un pronunciamiento público, en el cual señalamos que los chilenos, especialmente los adultos, deben tener la posibilidad de la libertad de conciencia, la libertad de pensamiento y de la autonomía moral" . “En la medida que los estudios científicos independientes han demostrado que la píldora del día después no es abortiva, es perfectamente lícito que las personas puedan hacer de ella en circunstancias especiales o cuando su conciencia moral así lo determine", agregó Carvajal. Sin embargo es sabido por esta redacción de Solidadad.net que existen informes que aseguran que el consumo de dicha píldora provoca abortos en un 75% de las ocasiones en que la consumidora esté ciertamente embarazada (Contraception 63;111,2001).

Cuando el diario de Chile “Al Sur” le prguntó. Usted ha señalado que la actitud de la Iglesia Católica frente al tema de la “píldora del día después” está cercana al fundamentalismo y al integrismo. ¿No le parece un juicio poco tolerante frente a la postura eclesiástica? El Gran Maestro responde: Ella es la intolerante cuando señala que es la poseedora de la verdad. Ahí estamos muy cerca del fundamentalismo y el integrismo, ahí nuestra postura es crítica. Se lo repito, nadie puede creerse dueño absoluto de la verdad.


LA VERDAD ES RELATIVA SEGÚN LA MASONERIA

Según el Gran Maestro chileno cualquier código ético es válido y eso nos conduce a la libertad de pensamiento, de conciencia y a la autonomía moral en la cual cada persona conforme a la educación que tiene escoge sus conductas morales y éticas. “Nadie puede decir esta es la verdad; por lo tanto, todos tienen la capacidad para poder tomar sus propias decisiones, porque esa verdad absoluta no existe”, afirma.
Para el Gran Maestro, el arrogarse la autoridad moral en todo trae como consecuencia los fundamentalismos y el terrorismo. “Se pierde el respeto por otro valor como el de la tolerancia. Que no es más que aceptar que hay otros que piensan distinto a mí, en aquello que no posee una verdad única”.

Según Jorge Carvajal la apertura de la Iglesia al ecumenismo es sólo si uno está bajo su alero, y nosotros no aceptamos su afán de ser la poseedora de la moral y rectora del comportamiento de todos los individuo

Con ocasión de la inauguración del seminario “los valores del laicismo y su transformación en proyecto de acción concreta”, impulsado por el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos y la Universidad La República, dos obras nacidas al amparo de la Gran Logia de Chile, expresión de la institución universal denominada Masonería, el Gran Maestro Jorge Carvajal inagura la jornada diciendo:

“Nosotros entendemos, fundamentalmente, el Laicismo como la doctrina que plantea la exclusión de la religión de la esfera pública obligatoria. No es una postura antireligiosa, no se trata que las religiones no puedan tener un carácter público o hacer pública su existencia, sino de excluirlas de aspectos de la vida social que deben realizar sus actividades con equidad e igualdad, sin influencia de religión alguna. El laicismo procura evitar la coacción sobre personas e instituciones para imponerles un tipo exclusivo de religión o que se imponga a la sociedad formas de acción o conducta basados en creencias o códigos éticos exclusivos de una religión.”

Según especialistas como Ricardo de la Cierva: La masonería es una asociación racionalista, ilustrada, fundada en la efervescencia de ideas del siglo XVIII y cuyo objetivo permanente es la secularización total, el arrancar la influencia de la Iglesia de la sociedad humana. Actualmente la masonería sigue teniendo una influencia inmensa.
Todas las sociedades mundialistas actuales son masónicas. Hombres como Rockefeller y Giscard D’Estaing ambos de la Trilateral y del Club de Bilderberg son grado máximo de la masonería.




MASONERÍA: OCHO SIGLOS DE SECRETOS


SANTIAGO (AFP). (03 de mayo de 2004)— Rodeada del misterio de las sociedades secretas, combatida durante siglos por la Iglesia Católica y la monarquía que la acusaban de satanismo, la masonería salió poco a poco a la luz para reivindicarse como una fraternidad filosófica, filantrópica y progresista.

El origen de la masonería se remonta al siglo XIII, cuando los constructores de catedrales y castillos, los edificios más cotizados de la época, se reunieron en gremios para proteger su actividad y enseñar el oficio a sus miembros.

Hacia el siglo XVIII la masonería se había transformado por completo; en vez de proteger los secretos del oficio de la construcción, ahora buscaba promover valores liberales, basados en la moral universal, dictada por la razón y definida por la ciencia. Mantuvieron el espíritu de fraternidad entre sus miembros, el esoterismo de sus ritos, y el manto de hermetismo sobre sus periódicos encuentros.

Goethe, Montesquieu, Churchill y Roosevelt fueron masones en su tiempo, aunque, debido a la extrema reserva de la masonería, la pertenencia de esos personajes ilustres proviene más de la investigación histórica que de una explícita declaración de los protagonistas.

La masonería en su dimensión libertaria, tolerante y progresista, con énfasis en el respeto a las convicciones religiosas y políticas de los otros, la autonomía de la persona, el amor a la familia, la fidelidad a la patria y la obediencia a la ley, nació en 1717 cuando cuatro logias de Londres acordaron formar la primera institución formal que regiría la fraternidad en lo sucesivo: la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Sin embargo, de inmediato se fundó una segunda gran logia y, desde entonces, no ha existido una logia unificada que rigiera los destinos de todos los masones del mundo.

Por esos años se había reclutado a destacados personajes y miembros de la nobleza europea y uno de ellos, Federico II de Prusia, encabezó el primer intento de unificación al proponer un reglamento, ceremonial y estructura de grados basados en el cristianismo.

Pero a pesar de cierta semejanza con una confesión religiosa, la Iglesia Católica no veía con buenos ojos el ascenso de este movimiento esotérico basado en la ciencia y los principios liberales.

El papa Clemente XII emitió en 1738 una severa advertencia a quienes se asomaran al reservado, silencioso y a su juicio pernicioso mundo de los masones.
“Teniendo la misión de salvar las almas, nos ordenamos a todos los fieles, en nombre de la santa obediencia, que no se agreguen a estas sociedades de masones. También les prohibimos propagarlas o favorecerlas. Todos los cristianos deben abstenerse de esas reuniones y congresos bajo pena de excomunión inmediata”, escribió el Sumo Pontífice.

A la masonería se le atribuye una marcada influencia en las revoluciones burguesas del siglo XVIII y XIX, desde la Revolución Francesa hasta los movimientos independentistas que impulsaron Simón Bolívar, José de San Martín y Bernardo O´Higgins, entre otros revolucionarios de presunta filiación masónica.

En la actualidad las logias masónicas congregan a cerca de cinco millones de militantes, en su mayoría establecidos en Estados Unidos e Inglaterra. Fieles a sus orígenes liberales, las sociedades masónicas se oponen al autoritarismo y se declaran propugnadores de un humanismo trascendente.

Representantes de 80 países iniciaron el 3 de mayo en Chile la séptima Conferencia Mundial de Grandes Logias Masónicas, empeñados en rescatar los valores éticos para erradicar el terrorismo, el tráfico de drogas y otros males de la sociedad moderna, según adelantaron sus organizadores.

Aunque el pasado 3 de mayo los maestros y dignatarios de un centenar de logias celebraron las primeras sesiones de trabajo, la inauguración se realizará al día siguiente en el Centro de Convenciones Diego Portales de Santiago, con un discurso del presidente chileno Ricardo Lagos.
Junto al mandatario, la ceremonia será encabezada por el Gran Maestro de la Logia de Chile, Jorge Carvajal, el Secretario Ejecutivo de la Conferencia Internacional Masónica, Thomas W. Jackson, y otras autoridades.

“La discusión tratará sobre el rol de la francmasonería en este siglo, un rol que podría resumirse en una gran meta común: rescatar los valores éticos y transmitirlos adecuadamente a la sociedad, especialmente a través de la educación”, señaló Carvajal, en su condición de anfitrión de las deliberaciones que se prolongarán hasta el próximo sábado.

El encuentro coincide con un escenario internacional convulsionado, a partir de los cruentos atentados de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington, y el nuevo ataque del pasado 11 de marzo en Madrid.



CHILE : CITA MUNDIAL DE LA MASONERÍA

Autor: Agencia EFE

El 3 de mayo de 2004 se realizó en Santiago la VII Conferencia Mundial de Grandes Logias. El encuentro duró cuatro días.


Chile se convertió en la capital de la masonería con la VII Conferencia Mundial de Grandes Logias, dedicada a estudiar "el universalismo francmasónico y la sociedad mundial en los inicios del siglo XXI".

El anfitrión de la reunión de cuatro días, el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Jorge Carvajal, dijo en entrevista con EFE que "el rescate de los valores éticos superiores y la recuperación de un modelo ideal de hombre" presidirán los análisis de los problemas, entre ellos el fenómeno del terrorismo y la desigualdad social.

El propósito de la asamblea, que inaugurará el presidente Ricardo Lagos y que reunirá a Grandes Maestros de casi ochenta países, "es intercambiar opiniones y experiencias en torno a un tema central para conocer las ideas y la forma de encarar algunas cuestiones relevantes de orden interno y externo".
"Aquí no habrá acuerdos, ni pronunciamientos -advirtió Carvajal, historiador y rector de la Universidad de la República-, a lo sumo una declaración de Santiago en torno a grandes ideas (...), pues la masonería no tiene una organización que adopte acuerdos o siente doctrina obligada, o para decirlo en términos comparativos, nosotros no tenemos un Vaticano".

Sin embargo, Carvajal subrayó la universalidad de la masonería "en dos sentidos, el primero en cuanto a que la orden está extendida por el mundo entero, excepto en aquellas regiones o países en donde los regímenes políticos, fundamentalistas o dictatoriales, estiman que una institución que estimula el libre pensamiento puede ser peligrosa".

También es universal, dijo Carvajal, "ya que lo fundamental de las ideas masónicas, sus principios y sus valores, tienen vigencia en el mundo entero", como es el caso de la tolerancia, la libertad, la igualdad y la fraternidad.

"En algunos lugares -agregó- podrá incidirse más algún principio, donde la conquista de la libertad política sea aún una prioridad (...), y en otros lugares, con hambre o miseria, será prioritario el tema de la igualdad".

A pesar de no tener una jefatura internacional -cada logia nacional es soberana- "en una institución como la nuestra, que pretende tener algún peso en el mundo, son necesarios encuentros como este de Santiago, en los que se intercambien puntos de vista en relación a temas relevantes de primer orden, internos y externos", añadió.

Esta reunión, que sigue a otras semejantes cada 18 meses en México (1995), Portugal, EEUU, Brasil, España e India, recupera la práctica de la Asociación Masónica Mundial, suspendida por culpa de la II Guerra Mundial que obligó a muchas grandes logias a cerrar sus puertas e incluso a exiliarse, como fue el caso de la Logia de Hamburgo en Chile o, anteriormente, la española en México, recordó Carvajal.

Preguntado sobre qué puede hacer la masonería para ayudar a solucionar el problema del terrorismo o la desigualdad social, Carvajal dijo a EFE: "Lo mismo que hemos estado haciendo durante los últimos 300 años".

"Nuestro método -explicó- siempre ha sido preparar hombres en el interior de nuestros templos para que, con una metodología especial de enseñanza, basada en la simbología, cada uno de ellos sea capaz de influir positivamente en todos sus ámbitos de vida, desde la política hasta su entorno familiar".

El Gran Maestro chileno afirma que, gracias a ese método, la masonería formó a grandes artífices del mundo contemporáneo: "Es notable la influencia de la masonería en la gran conquista de los tiempos modernos en occidente, la libertad".
En esa conquista "la masonería brilló porque no había ningún inconveniente en que los masones se pusieran de acuerdo en hacer lo que fuera necesario para conseguirla".
"El problema -añadió- se ha presentado una vez conquistada la libertad en el mundo occidental, como el gran bien de la modernidad: pareciera que nos hemos extraviado en señalar cuál es o cuáles son las siguientes conquistas que la masonería debería marcarse ahora, al comienzo del siglo XXI".


También sucede, afirmó, que debido al secreto que obliga a no revelar el nombre de los masones sin su consentimiento, hasta después de su muerte, la labor de los masones "solo se conoce pasados 50 años".

"A mediados de este siglo -agregó- se sabrá todo lo bueno que ha hecho la masonería estos últimos años del siglo XX y principios del XXI".

Jorge Carvajal señaló que la masonería acoge a miembros de cualquier religión y tendencia política. "Lo que nos une a todos -añadió- es la vivencia en el interior de nuestros templos, en una atmósfera espiritual libre toda presión".

"Esa vivencia -dijo-, en fraternidad y tolerancia, no es descriptible, ese es el secreto de la masonería".



ARTICULOS RELACIONADOS CON LA MASONERÍA EN SOLIDARIDAD.NET

LA MASONERÍA INVISIBLE

ENTREVISTA a RICARDO DE LA CIERVA sobre la MASONERIA

MÁS SOBRE LA MASONERÍA

Solidaridad.net

Imprimir artículo
Suscrbase a nuestro boletn