Inicio > La sociedad no puede seguir indiferente ante la explotación sexual infantil

La sociedad no puede seguir indiferente ante la explotación sexual infantil

29/07/2015 

Presentan en Tingo María película sobre la violencia que sufre la niñez en el país (Perú)

En la presentación que se realizó en Tingo María del mediometraje Voces en el silencio, que trata sobre la violencia y explotación sexual infantil en el Perú, Juana Herrera, productora del film, reclamó a toda la sociedad una acción conjunta para reducir este problema.

“Gracias Tingo María por recibirnos para presentarles este tema tan duro, con esta producción que fue lograda gracias al esfuerzo económico propio y de algunos amigos que se sumaron, buscamos sensibilizar a la sociedad para enfrentar en conjunto esta realidad que existe en nuestro país, en nuestra región y nuestra provincia. No podemos seguir indiferentes, indolentes e inactivos con el sufrimiento de estas criaturas que no tienen voz, que no son prostitutas porque no eligieron ello, que son vendidas para tener sexo. Criaturas golpeadas a temprana edad sin que puedan quejarse y no saben cómo salir, que tiene una capacidad de amar cercenada y que más tarde reproducirán en otras lo que han hecho en ellas y simplemente no tienen identidad. Nadie habla por ellas y ¿será la muerte su única salida?”, se preguntó la cineasta ante INFOREGIÓN.

“Hay que buscar aliviar el dolor, es necesario reaccionar como padres de familia, obviamente es peligroso porque se trata de crimen organizado, mueve dinero y muchas otras cosas. El otro aspecto débil es que no se manejan estadísticas, no sabemos si crece o no, es preciso también saber que la trata de menores no necesariamente se asocia con la pobreza, no respeta condición social ni económica, simplemente ve la necesidad existente y la toma. El mediometraje muestra la explotación sexual, pero además se asocia en la realidad el tráfico de órganos, la mendicidad y otros”, expresó.

Por su parte, los actores Teddy Guzmán, Mayela Lloclla y José Luis Ruiz coincidieron en que la trata de menores implica múltiples violaciones de derechos humanos, materializados en condiciones de vida infrahumanas para las víctimas, con tortura física, psíquica, abortos forzados y muertes. “Por ello es tiempo de hacer una nación diferente desde nuestro lado, pongámonos de pie porque estas voces están clamando por ayuda”, señalaron.

Fuente: Inforegion

Imprimir artículo
Suscrbase a nuestro boletn